El consumidor es cada vez más exigente y necesita de estímulos cada vez más grandes a la hora de realizar una compra. Las POP-UP store son el aliado perfecto de cualquier marca para generar este Efecto WOW en el cliente que tanto se necesita en la actualidad.

Las POP-UP Store o POP-UP Retail, son espacios efímeros ubicados en lugares estratégicos en los que las marcas se posicionan por un determinado periodo de tiempo, esto provoca que los clientes no se lo quieran perder. Se consigue crear de forma única e irrepetible un lugar nuevo y exclusivo, con un carácter especial.

Las marcas buscan cada vez nuevas formas de invertir en el mercado, nuevas formas que resulten atractivas para sus consumidores y provoquen un retorno del capital invertido lo más alto posible.

Se decide utilizar contenedores marítimos para crear este tipo de espacios ya que parten con algunas claras ventajas. Al tratarse de contenedores marítimos con medidas normalizadas, esto facilita mucho al concepto de tienda efímera que se está creando, ya que es posible trasladarlo y ubicarlo en cualquier lugar. Los contenedores cuentan con una estructura muy resistente, capaz de soportar altas cargas, lo cual los hace idóneos para albergar una tienda sin ningún problema.

Otra de las ventajas de los contenedores y un punto a favor para cubrir las necesidades de los clientes es su modularidad. 

Es muy fácil crear POP-UP Stores, no solo con un único contenedor, sino que se pueden unir de forma sencilla e incluso apilar unos sobre otros.

Una necesidad clave que se cumple, es el hecho de que montar una tienda conlleva una inversión y riesgos muy elevados, con una tienda de estas características es posible testar el mercado y comprobar si tus productos serán un éxito o, por el contrario, no funcionarán al convertirlo en una tienda permanente.

Esta experiencia está basada en el diseño, se busca crear un espacio de carácter exclusivo, que destaque por encima de todo, no solo el producto, si no, también la marca. Esto se conoce como marketing de experiencia, no se trata solo de que el cliente compre, sino de que lo vivan, y más lejos de conseguir una conversión, crear un recuerdo.

Otra de las funciones clave que se consigue con una POP-UP es la ubicación estratégica. Se rompe el esquema de tienda tradicional e inventamos de la nada un espacio nuevo, en un momento del tiempo único de la forma más fácil y rápida posible. Las marcas cada vez demandan una mayor inmediatez y el hecho de crear una tienda a partir de un contenedor, consigue que el proceso de fabricación e implementación​ en el punto de venta sea lo más rápido posible.

En la actualidad la arquitectura está volcada en la creación de estructuras con un bajo impacto medio ambiental. De esta necesidad colaborativa con el planeta nace “shipping container architecture” basada en la reutilización de contenedores marítimos en desuso para crear espacios habitables. Estos contenedores se retiran tras un accidente, pequeños desperfectos o simplemente haber alcanzado su vida útil (entre 7 y 14 años). Sin embargo su estructura los hace adaptables y aptos para ser apilados tras su uso como contenedor marítimo en los puertos. La acumulación en los puertos de los containers está provocando un gran impacto medioambiental, grandes estructuras sin ningún fin, ocupando un gran espacio.  Su reciclaje permitirá reutilizar un gran volumen de material sobrante para reconvertirlo y darle utilidad.

Estas estructuras eco-friendly  pueden ser reforzadas con material de construcción muy reducido en comparación al de una vivienda, además, su ahorro no se basa solo en sus paredes y techo, también en su transporte y consumo energético de fabricación.

Sus ventajas lo convierten en la mejor opción para crear una POP-UP: económico, modulable, extremadamente personalizable, ecológico e impactante. Una apuesta segura para el comercio y la exposición de marca.

En la actualidad la arquitectura está volcada en la creación de estructuras con un bajo impacto medio ambiental. De esta necesidad colaborativa con el planeta nace “shipping container architecture” basada en la reutilización de contenedores marítimos en desuso para crear espacios habitables. Estos contenedores se retiran tras un accidente, pequeños desperfectos o simplemente haber alcanzado su vida útil (entre 7 y 14 años). Sin embargo su estructura los hace adaptables y aptos para ser apilados tras su uso como contenedor marítimo en los puertos.

La acumulación en los puertos de los containers está provocando un gran impacto medioambiental, grandes estructuras sin ningún fin, ocupando un gran espacio.  Su reciclaje permitirá reutilizar un gran volumen de material sobrante para reconvertirlo y darle utilidad.

Estas estructuras eco-friendly  pueden ser reforzadas con material de construcción muy reducido en comparación al de una vivienda, además, su ahorro no se basa solo en sus paredes y techo, también en su transporte y consumo energético de fabricación. 

Sus ventajas lo convierten en la mejor opción para crear una POP-UP: económico, modulable, extremadamente personalizable, ecológico e impactante. Una apuesta segura para el comercio y la exposición de marca.

Innovación sin límites.
Transformamos a medida tu POP-UP STORE.

Innovación sin límites.
Transformamos a medida tu POP-UP STORE.

DISEÑO

DISEÑO

FABRICACIÓN

FABRICACIÓN

MANTENTE INFORMADO

INSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

NO TE PIERDAS NADA EN DISEÑO, RETAIL, PLV